¿Cómo afilar cuchillos?

Inicio

 
 

¿Cómo encabar cuchillos?

como encabar cuchillos

El conocer como encabar cuchillos, es todo un arte que consiste básicamente en ponerle mango a una hoja metálica consiguiendo que se convierta en cuchillo.

Existen distintas modalidades de como encabar cuchillos, dependiendo de los materiales que se utilicen y de las preferencias del artesano en cuestión, variando los diseños en relación con las distintas zonas geográficas ya que depende del tipo de materiales de los que se disponga.

Para aprender como encabar cuchillos hay algunos talleres en los que se imparten cursos que requieren ciertos conocimientos previos por parte de los alumnos ya que deben conocer el manejo de las herramientas y de los materiales que se utilizan en en trabajo. Así también como los tiempos de secados de los distintos pegamentos y adherentes que se aplican, ya que esto influye en los tiempos de trabajo y procesado de cada una de las partes.

   

Aspectos importantes sobre éste tema

Otro de los aspectos importantes que se debe tener en cuenta al momento de encabar cuchillos, es el diseño que se piensa implementar, esto es, que en su conjunto el material que se use para realizar el mango del futuro cuchillo cumpla con ciertos requisitos que hacen que sea fácil manejarlo y que no se deslice ni se resbale durante su manipulación, el peso general del mango no debe ser excesivo ya que si no hace engorrosa su operativa.

En las distintas culturas alrededor del mundo se utilizan cuchillos desde tiempo remotos y en muchos casos se caracterizan y se reconoce su origen por el tipo de mango que tienen, de donde es posible encontrar tradiciones familiares que transmiten de generación en generación el arte de como encabar cuchillos.

Si se trata de poner mangos a hojas metálicas de distinta longitud, se pueden utilizar mangos que reúnan varios materiales distintos tales como madera, asta, plata u otros metales, etc. Para dar una descripción de como encabar cuchillos a continuación se comenta el proceso paso a paso.

Pasos a seguir

El primer paso para comenzar a encabar una hoja de acero es poner un tope, una defensa, una guarda, que es la primera pieza del mango y la que protegerá del corte la mano del usuario en el caso de que se deslizara, evitando que pase más allá y acabe cortando a quien manipule el cuchillo. Es fundamental que esta pieza encaje sin dejar ningún espacio ni luz, ya que sino por allí entrará humedad corroyendo con el tiempo la espiga, por lo que se recomienda encastrar con pegamento sintético para que esto bloquee el paso de líquidos o restos de comida, dependiendo del uso que se dé al cuchillo.

En el caso de un mango hecho con un trozo de madera, asta y cuero, se comienza por agujerear con un taladro de modo que el espacio quede lo más justo posible para encajar en él la hoja metálica del cuchillo que se va a encabar. Luego se presiona contra la base de la hoja de modo que quede encastrado a la perfección, evitando cualquier deslizamiento.

En el caso de que la espiga no sea lo suficientemente larga para incluir todos los elementos que conformaran el mango, se debe soldar un trozo de varilla de rosca varilla para que quede completa, o se le hace rosca a la propia espiga de la hoja para poder insertar las piezas que se haya decidido montar, posteriormente se corta la suela con forma de arandela y luego se procede a pegar con cemento de contacto, el trozo de madera que formará parte del mango se pule con escofina y se le aplica poxipol o resina poliester con catalizador y luego se enrosca a la espiga, al secarse todo el conjunto quedará firme y resistente.

Es importante que la medida de la piezas abarquen el largo de la espiga ya que si se encajan todas y sobresale una parte de la espiga es muy engorroso de cortar, lo mismo sucede en el caso de que la espiga sea más corta, ya que al faltar espacio en el cual insertar las piezas que conformen el mango quedará incompleto. Por lo tanto lo ideal es que se hayan tomado las medidas adecuadamente antes de comenzar, para conseguir que todas las piezas quepan y que sobre un tramo que sea adecuado para enroscar en él la roseta que se sitúa en el tope final.

La roseta con resina se enrosca suavemente evitando ejercer demasiada presión para que el resto de la piezas no ceda, el tiempo de secado es de uno o dos días, transcurrido ese tiempo se puede comenzar el pulido general del mango usando un set de lijas adecuadas para la tarea y se le va dando la forma deseada, y se sigue hasta conseguir el brillo y suavidad ideales para un correcto manejo. El brillo que se alcance, depende del las distintas lijas que se utilicen, incluyendo una capa de abrillantador que permita una presentación impecable.

boton contacto detalle cuchillo